Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Opinión’ Category

Esto lo cambia todo - Naomi Klein Naomi Klein ha escrito una obra recomendable que, para ser inmejorable, tendría que haber obviado tres afirmaciones no menores sobre las que se sustenta buena parte de su argumentación. Empezaré pues por estas, a mi entender, debilidades significativas, para pasar después – próxima entrada – a describir las innegables aportaciones de Naomi al discurso público sobre el clima. Naomi Klein adopta una perspectiva optimista, incluso muy optimista, como de best-seller. Nada que objetar a la presentación de escenarios favorables, siempre que no se den necesariamente por los más probables y ello dificulte la anticipación de respuestas a situaciones más duras de lo previsto, o mucho más duras. El primer error de Naomi es dar por hecho que todavía queda (bastante) camino por recorrer en las emisiones presentes y futuras. Dice que si emitimos todavía algo más de 500 Gt CO2 (ella dice 565), o sea más o menos lo que llevamos emitido hasta hoy y lo convertimos pues en el doble, podremos andar tranquilos, digamos “en un 80%”, de que no superaremos +2 ºC, umbral supuestamente tolerable – aunque pone lo de “seguro” (“safe”) entre comillas. (más…)

Read Full Post »

La verdad no está de parte de quién más grite (Rabindranath Tagore)

1.      Ellos

PietroLonghi - The CharlatanUno es un prosélito ultraliberal, facción austríaca dominante. Publica uno de esos blogs-seta, promotores de la buena nueva capitalista-libertaria a quien la quiera escuchar, pero que tienen la misión principal de cohesionar las propias filas, colocar el mensaje negacionista entre las élites económicas, y de paso permiten al autor hacerse un nombrecito digital. Es el exiliado por voluntad propia Luis I. Gómez, aparentemente biólogo, a quien no se le conocen atributos destacables en otro ámbito que no sea el de intentar hacer dinero de cualquier manera. Por ejemplo, mediante la comercialización de pruebas médicas para niños afectados de TDAH. Lo hace mediante un método de su supuesta invención, de nombre fluctuante, y que no ha recibido validación científica de ningún tipo. Ha sido tachado de pseudo-ciencia en unos casos, y de mera charlatanería en otros.

Reside en Leipzig, Alemania, donde al parecer nuestro superliberal pseudocientífico se hizo con el favor de una camarilla en el ayuntamiento, que le facilitó la disponibilidad de un millón de euros para montar su empresa de diagnósticos inventados. Todo ello tras haber conseguido publicitar su montaje en un documental televisado, que fue duramente criticado por la clase médica. Ya apuntaba maneras.

A juzgar por lo visto en Internet, diríase de Gómez que es una especie de astrólogo de los análisis sanguíneos. Fuera de sus funciones CEO, que dice que no van con él, se dedica en su blog a promover bajadas drásticas de impuestos, privatizaciones y, cómo no, medicina de libre mercado.

El otro es un anónimo con ínfulas posmodernas. (más…)

Read Full Post »

Zona cero.

Oiremos estos días comentarios de todo tipo señalando que el huracán Sandy que ha azotado a Nueva York y que, según algunas informaciones (1), ha puesto en estado de emergencia a 60 millones de personas, no puede ser relacionado expresamente con el cambio climático. Por ahora no he oído presentador meteorológico televisivo alguno – gentes preocupadas, por lo que parece, sólo por el corto plazo – que haya realizado esta conexión, y que ni siquiera haya pronunciado estas dos palabras malditas. (más…)

Read Full Post »

Hoy, excepcionalmente, no voy a hablar de cambio climático, sino de los famosos recortes, y de la muerte. A partir de una experiencia que viví ayer tarde en primera persona.

Josep Ceda, un compañero de trabajo, comenzó a encontrarse seriamente indispuesto. A la vista de los síntomas que presentaba su malestar llamamos a urgencias de la Generalitat. Al cabo de unos 20 minutos, que comenzaban a hacerse interminables, llegó una ambulancia lo suficientemente equipada como para estabilizar al paciente ahí mismo, a la puerta del establecimiento, donde estuvo estacionada durante cerca de media hora atendiendo al enfermo. Como sospechábamos, se trataba de un infarto.

En caso de infarto agudo de miocardio (IAM), la variable crítica es el tiempo. Salvo que se trate de una muerte súbita, la intervención médica a tiempo consigue salvar la vida de la gran mayoría de los afectados de un ataque al corazón.

Yo acompañé a la comitiva, situándome al lado del conductor, con quien pude conversar durante el trayecto entre el barrio de Sant Andreu y el Hospital de la Vall d’Hebrón, en Barcelona. El conductor, que parecía ejercer de líder, me informó de que el quirófano y el equipo médico necesario estaría ya preparado en cuanto llegáramos, y que sería intervenido inmediatamente. Que no debía preocuparme (demasiado) por la vida de mi compañero, aun cuando no ocultaba que su estado era realmente grave. Pero… (más…)

Read Full Post »

En una sentencia histórica, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos equiparó hace un par de años a las personas jurídicas con las personas físicas. Lo hizo a propósito de las donaciones de las corporaciones a las campañas electorales. El tribunal aceptó que las empresas no tienen límite alguno en las cantidades que pueden entregar a los candidatos. El champán todavía burbujea en los estómagos y las mentes de los promotores de la iniciativa. En Rio+20 donde, por graciosa decisión de Naciones Unidas, estaban las mismas personas jurídicas que en su momento ejercieron toda la presión que estaba en sus manos para doblegar al Tribunal Supremo estadounidense, que es inmensa, éstas acaban de conseguir un objetivo equivalente, ahora a nivel mundial. (más…)

Read Full Post »

Una carta a los Reyes Magos desde Barcelona, al Oriente de Rio de Janeiro

Mañana comienzan en Brasil las sesiones preparatorias de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible. A día de hoy, la comunidad internacional aparece dividida, si bien la posición previa común de los Estados Unidos, la Unión Europea y otros países ‘ricos’ a favor del ‘crecimiento’ y de la imposición de la ‘economía verde’ de corte incremental al resto del mundo augura un resultado final muy decantado hacia las posiciones liberales, como ya ocurriera hace 20 años. El problema es que los acuerdos alcanzados hace dos décadas, basados en estos principios, no han servido absolutamente para nada más que para marear la perdiz y distraer al personal, para irritación creciente de la comunidad que es capaz de hacerse una idea cabal del problema existencial al que se enfrentan la mayoría, o todas, las civilizaciones del planeta.

La conferencia de 1992 giró alrededor del problema climático y la biodiversidad. Desde entonces, la concentración atmosférica de CO2 ha pasado de 360 ppm a casi 400 ppm. Veinte años después, nadie ha decidido todavía qué significa exactamente la interferencia antrópica peligrosa en el sistema climático.

El número de especies se está reduciendo a un ritmo acelerado, y lo único que parece preocupar ahora a los negociadores, que se sienten legitimados por un reciente giro de las revistas científicas homologadas, es ponerle precio a la biodiversidad, saber cuánto vale en términos económicos. Estudian cuál es el mínimo de especies en el planeta que permite la vida humana, para intentar no rebasarlo. Por encima de este valor, el resto de la vida sobre la Tierra parece no importar en absoluto a los representantes de la comunidad internacional dominante, atribuyéndole así la condición de prescindible.

Así, la reciente “Declaración de Gabón” ha llevado a un importante número de países africanos a aceptar la métrica económica no ya de sus recursos naturales, sino de la naturaleza en su conjunto. El antropocentrismo radical ha triunfado, arrastrado por una hegemonía cultural secuestrada y reducida por la lógica económica liberal. Su capacidad de expansión y auto-reproducción ha quedado bien demostrada, e impone su unidad de medida como patrón universal de comparación entre personas, entre países, y entre visiones alternativas del mundo.

Finalmente, no hay ni siquiera acuerdo sobre el significado preciso del concepto de desarrollo sostenible, y en todo caso se está imponiendo la idea de la sostenibilidad débil, que considera a la naturaleza sustituible por capital.

Pero como Rio+20, con todas sus insuficiencias, es lo mejor que por ahora tenemos en el terreno internacional, entiendo que es un foro que no se puede desaprovechar. En este sentido, he elaborado distintas propuestas, políticamente atrevidas pero no imposibles, agrupadas en tres categorías genéricas. (más…)

Read Full Post »

”When reality is changing faster than theory suggests it should, a certain amount of nervousness is a reasonable response” – The Economist, 24/09/2011

"Así pues, si bien en el escenario "fin del mundo" abundarán horrores inimaginables, creemos que el período previo estará repleto de oportunidades de negocio sin precedentes."

El documento Environment and Development Challenges: The Imperative to Act (en adelante Bru2012) que hemos descrito aquí y aquí, ofrece un diagnóstico muy duro de la situación. Dada la categoría de los firmantes, todos ellos galardonados con el premio Blue Planet, es de esperar que sea leído – otra cosa será atendido – por los principales representantes del poder económico y político, a quienes sin duda está dirigido.

Una primera pregunta que podemos hacernos es por qué motivo el documento no ha sido firmado por todos los laureados con el Blue Planet. Hay otros 20, aunque sólo 15 con vida (1). Una segunda, por qué motivo Bru2012 es tan moderado a la hora de establecer los objetivos de emisiones. Por ejemplo, uno de los firmantes, James Hansen, el climatólogo principal de la NASA, ha publicado que la reducción tiene que ser del 6% anual durante 30 años empezando el año próximo (más reforestación masiva de todo lo reforestado hasta ahora), lo que supone haber reducido las emisiones en un 90% en 2050 (2). En cambio, en Bru2012 se apunta a un objetivo de reducción del 60%, lo que significaría reducir sólo un 2,5% si empezamos mañana. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: