Feeds:
Entradas
Comentarios

Lejos de ser un organismo jerárquico con un programa decidido por una minoría, el IPCC es todo lo contrario: una organización de base, formada por voluntarios, que sólo se encuentra formalmente con el poder de forma ocasional.

Entrada anterior: 1. Introducción

2.     Breve introducción a lo que el IPCC es y no es

Hard TruthsLeyendo las noticias de la prensa acerca del IPCC un observador no iniciado podría concluir fácilmente que este organismo consiste en un cuerpo monolítico de científicos y funcionarios de Naciones Unidas dedicados a la investigación del clima y a la elaboración de informes periódicos.

Esta imagen está muy lejos de la realidad. Hay por lo menos tres aspectos fundamentales que hay que tener en cuenta con respecto al IPCC. Continuar leyendo »

“You can of course debate whether it is a good thing or a bad thing that IPCC reports are conservative, but the most important thing is that we know that it’s conservative, so you understand the IPCC reports in the correct way.”[1]- Stefan Rahmstorf, Potsdam University + IPCC, 05/11/2013 (1)

1.      Introducción

El cambio climático en el diván

El IPCC en el diván

La emisión del  5º informe del IPCC (Intergovernmental Panel of Climate Change) -  a saber, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático por sus siglas en inglés, nos da ocasión para examinar cuál es el estado de la ciencia, digamos ‘oficial’, del cambio climático. También para examinar qué perspectivas alternativas existen, y su verosimilitud. En estos términos, es también una buena ocasión para examinar por qué motivos concretos, en cosa tan cuadrada y objetiva como la ciencia, puede haber, o no, divergencias entre la “oficialidad” del IPCC y perspectivas alternativas.

A finales de 2012 la revista académica Global Environmental Change publicó un trabajo de investigación titulado “Climate change prediction: Erring on the side of least drama? [2]”. Estaba firmado por tres autores estadounidenses de muy alto nivel[3] liderados por Keynyn Brysse, del Programa de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Oficina de Estudios Interdisciplinares de la Universidad de Alberta (Canadá). En el abstract puede leerse: Continuar leyendo »

Ferran P. Vilar:

Acaba de ser publicado formalmente el paper al que me referí en este texto de 2011 que hoy ‘republico’. Está firmado por 18 autores de la máxima competencia, entre los que se encuentran tres economistas.
Han pasado dos años y medio entre la primera versión draft y la publicación formal, que lo ha sido en PLoS (Public Library of Science), foro que se precia de ser el más rápido. Sin duda los revisores han querido asegurarse mucho más de las contundentes afirmaciones que el texto contiene.
Durante este tiempo el trabajo ha cambiado varias veces de título, se ha pasado de 14 a 18 autores y han variado algunos detalles, pero se ha mantenido lo fundamental. Lo fundamental es que los daños asociados a un incremento de temperatura de +2 ºC son insoportables, y que si existe todavía alguna posibilidad de “resolver” el problema climático ésta consiste en disminuir las emisiones globales a un ritmo nada menos que del 6% anual, sostenidamente, durante 40 años, empezando en 2013, o sea ayer. Si esperamos hasta 2020 la reducción anual deberá ser del 15%. Además hay que reforestar prácticamente todo lo deforestado desde la era preindustrial con el fin de retirar 100 Gt de carbono de la atmósfera y fijarlas en la biosfera.
Llevar a cabo estas necesidades imperiosas, implementar estos imperativos categóricos ¿es factible? Los autores señalan la necesidad de un “cambio extraordinario en los sistemas de energía y en la cooperación internacional”. Abogan por un impuesto mundial al carbono, creciente en el tiempo, y por el despliegue masivo de la energía nuclear de 3ª y 4ª generación.
PS: El trabajo ha sido publicado en abierto. Los dos primeros autores han elaborado un resumen de 6 páginas. Ambos son de lectura obligada. Incluyo los enlaces en el primer comentario, pues al parecer no es posible aquí mediante este texto anexo a la función de republicar.

Originalmente publicado en Usted no se lo cree:

“Our ignorance is not so vast as our failure to use what we know.” – Marion King Hubbert

Esta entrada explora implícitamente la cuestión fundamental: ¿Hemos superado ya el punto de no retorno?

Delta de l'Ebre

Imagen del delta del Ebro, relacionada con el objetivo de 350 ppmv, que dio la vuelta al mundo el año pasado en ocasión del evento 10:10:10 organizado por 350.org

Un lector reciente llegó a este blog, tuvo la paciencia de explorarlo a fondo, y me escribió hace una semana: ¿por qué no habla usted de las soluciones? Tenía razón.

El correo de este amable visitante gallego coincidía, precisamente, con la elaboración de esta entrada. Le dije que yo prefería llamarles respuestas, porque no había encontrado nada que me convenciera como auténtica solución. Le señalé que acababa de aparecer un trabajo de gran relevancia, que me había aportado nueva luz, y que me disponía a referenciarlo aquí. También le dije que el texto era, probablemente, demasiado largo.

En eso estamos. Pero si usted quiere entender de una vez por todas, de forma cabal, el problema…

Ver original 6.729 palabras más

IPCCHoy se ha presentado el “Resumen para Responsables de Políticas” (Summary for Policymakers) del grupo I del 5º informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC). Una de las novedades es la asunción, por parte de 110 países, de 19 “declaraciones” (statements), a modo de (largos) titulares, que traduzco aquí: Continuar leyendo »

Keeling 10.05.2013Es muy interesante que, súbitamente, haya saltado la noticia de que la concentración atmosférica de CO2 ha alcanzado las 400 ppmv (partes por millón en volumen). En rigor es así, pero el dato sólo tiene sentido desde una mirada profana, y quién sabe también si interesada. El dato de concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera que se toma como referencia en climatología es el promedio anual de cada año, y no el registro de un momento concreto y efímero. En 2012, la concentración promedio fue de 392,6 ppmv y, al ritmo anual de emisiones y su variabilidad estimada, no se espera llegar a las 400 ppmv de promedio anual hasta por lo menos los próximos dos a cuatro años. Entonces, ¿de qué estamos hablando? Continuar leyendo »

Texto publicado en la revista mexicana Equilibrio, febrero de 2013. Versión original en web aquí.

Decision makingSostenibilidad sólo hay una: extraer de la Tierra una cantidad de recursos a un ritmo igual o inferior al que ésta sea capaz de regenerar, y emitir residuos a la naturaleza (tierra, mar y aire) a un ritmo igual o inferior al que ésta, junto a nosotros, seamos capaces de reciclar. Es lo que ha venido en denominarse sostenibilidad fuerte.

Esta definición, a todas luces intuitiva y clara, ha sido subvertida en uno de los ejercicios de persuasión más ejemplares que jamás se hayan dado. Así, poco después de la cumbre de Río de Janeiro de 1992, donde se origina el concepto, comenzó a tomar cuerpo una nueva definición promovida por el poder económico. Éste acababa de lograr el éxito de sancionar en los acuerdos finales una visión liberal y economicista del medio ambiente, y se organizó poco después para reforzar esta idea, redefinirla, y decantarla más hacia sus intereses. Continuar leyendo »

Texto publicado en el libro “Medios de Comunicación y Cambio Climático”, coordinado por Rogelio Fernández Reyes (Universidad de Sevilla, marzo 2013), Fénix Editora – en ocasión de las Jornadas Internacionales sobre Medios de Comunicación y Cambio Climático – Sevilla, 22-23.11.2012

phpThumb_generated_thumbnailjpg

La comunicación es uno de los aspectos menos explorados del problema climático. La necesidad de describir el problema, su magnitud y sus previsibles consecuencias no dejará de aumentar con el tiempo. En este ámbito, uno de los elementos necesarios es el establecimiento de una expresión que ejerza la función de punto focal, a modo de eslogan movilizador, a la vez que sea suficientemente expresivo por sí mismo. En este texto se analizan los atributos comunicativos de los dos puntos focales que son de uso general en la actualidad, a saber, un incremento máximo de temperatura de 2 ºC y una concentración atmosférica máxima de 350 ppm de CO2, y se examinan en el marco de la cadena causal del cambio climático y del conocimiento científico más reciente. Finalmente, se sugiere un nuevo punto focal, que se somete a reflexión y debate. Continuar leyendo »

%d personas les gusta esto: