Feeds:
Entradas
Comentarios

Extraordinario y muy bravo Papa Francisco, que algunos comparan con “el Churchill que necesitábamos”.

Comentario la próxima semana. De momento unas citas destacadas, y algunas más. Seguir leyendo »

El primero, y para el que todavía quedan plazas, es el Curso de Posgrado sobre Cambio Climático, dirigido por Samuel Martín Sosa, que comienza el 15 de junio en Madrid. Son cuatro semanas a 7 horas diarias y 45 docentes, todos ellos de alto nivel y procedencias muy diversas. Por sólo 350€ el curso le proporcionarán una visión amplia y bajo distintas perspectivas de la problemática del cambio climático desde el punto de vista de las distintas ciencias sociales y su integración con las naturales, con la vista puesta especialmente en la Conferencia de París de final de año. Yo tengo el honor de haber sido invitado a participar durante 6 horas disertando y debatiendo sobre el IPCC, su adecuación, la validez de sus resultados y sus condicionantes.

Tras este curso sabremos entender y hacernos un criterio acerca lo que de veras está ocurriendo extramuros y cuál es su relación con la percepción intramuros. Cada uno podrá hacerse su idea de cómo distintas áreas de conocimiento se complementan para ofrecernos un escenario al que, a la vista del programa, pocas dimensiones deben faltarle para ser completamente exhaustivo.

De su descripción del formato del curso:

“La práctica totalidad de las sesiones serán presenciales. Se utilizarán formatos virtuales para un número reducido de clases de profesores que no podrán desplazarse a Madrid por motivos de agenda. Las clases teóricas se combinarán con sesiones más dinámicas que pueden incluir desde videoforums o debates hasta análisis de textos. Dentro de las actividades prácticas se celebrará un juego de rol en el que se recrearán las negociaciones internacionales con sus problemas y potencialidades. Estan además programadas dos salidas de campo en fin de semana para analizar in situ los efectos del cambio climático.”

Le sugiero que aproveche esta última oportunidad de conseguir plaza, escribiendo a secretaria.flacso@usal.es.

Otro en septiembre, pero distinto

Seguir leyendo »

Esto lo cambia todo - Naomi Klein Naomi Klein ha escrito una obra recomendable que, para ser inmejorable, tendría que haber obviado tres afirmaciones no menores sobre las que se sustenta buena parte de su argumentación. Empezaré pues por estas, a mi entender, debilidades significativas, para pasar después – próxima entrada – a describir las innegables aportaciones de Naomi al discurso público sobre el clima. Naomi Klein adopta una perspectiva optimista, incluso muy optimista, como de best-seller. Nada que objetar a la presentación de escenarios favorables, siempre que no se den necesariamente por los más probables y ello dificulte la anticipación de respuestas a situaciones más duras de lo previsto, o mucho más duras. El primer error de Naomi es dar por hecho que todavía queda (bastante) camino por recorrer en las emisiones presentes y futuras. Dice que si emitimos todavía algo más de 500 Gt CO2 (ella dice 565), o sea más o menos lo que llevamos emitido hasta hoy y lo convertimos pues en el doble, podremos andar tranquilos, digamos “en un 80%”, de que no superaremos +2 ºC, umbral supuestamente tolerable – aunque pone lo de “seguro” (“safe”) entre comillas. Seguir leyendo »

Este texto ha sido escrito tras la charla que tuve el honor de pronunciar en ocasión de la mesa redonda sobre comunicación climática que clausuró el congreso internacional sobre cambio climático en España CLIMATE-ES, el viernes 13 de marzo pasado en Tortosa. Fui el último de la mesa en tomar la palabra. Lo que sigue refleja, y complementa solo levemente, las ideas que allí expuse y el tono con que las expresé.

Una cuestión previa al hilo de los acontecimientos

Climate-ES 2015Empecé mi intervención con la cuestión previa referida al rector de la URV para pasar a reconocer a continuación los indudables méritos de la comunidad científica del clima. Tengo para mí que son los héroes del siglo XXI, y que ellos no lo saben. No están investigando cualquier cosa, sino nada menos que la evolución previsible de las condiciones de contorno en las que se desarrolla la vida. Lo que ellos saben, y descubren, es muy doloroso. Cada día que pasa es de más difícil digestión. Y encima son objeto de ataques inmisericordes y miserables por parte del negacionismo organizado, que ocasionalmente les hace tambalear – pero nunca llega a torcerles. Así, mi respeto por ellos es virtualmente insuperable. Y anticipé que quería hablar de la pequeña distancia entre dicha virtualidad, y la totalidad.

Ejercí mis mejores oficios en una parte de los 9 minutos que me asignaron para convencerles de que los medios de comunicación mainstream son incapaces de llevar al público la severidad del problema climático (y energético, cabría añadir). Lo son estructuralmente, sistémicamente, de modo que no es cosa de esperar a que vayan cambiar en el futuro. Y como no queda tiempo ellos, los climatólogos, tienen la obligación de cubrir este fallo de mercado, como dirían los economistas al uso. Nadie lo va a hacer por ellos. Están éticamente obligados; lo suyo no es una opción. Seguir leyendo »

On the radio

Adjunto dos enlaces radiofónicos recientes:

Aquí un debate con José Anastasio Urra y Juan del Río en la emisora del Colectivo Burbuja sobre si transición o colapso. Fue realizada a finales de enero:

http://www.colectivoburbuja.org/index.php/cb/introduccion-al-colapsismo-y-la-transicion-ampliando-el-debate-27-1-2015/

Y aquí una entrevista emitida ayer por la radio asturiana A.P.O.R.M.As NAVA:

http://www.ivoox.com/ferran-puig-vilar-hasta-punto-es-inminente-audios-mp3_rf_4160636_1.html

Gracias a todos los que me están permitiendo expresarme por esos otros canales.

¿Hasta qué punto es inminente el colapso de la civilización actual? Versión 1.1 (pdf)

Estas formas podrían acabar siendo el principal icono de nuestra civilización (Imagen: LLDC)

Estas formas podrían acabar siendo el principal icono de nuestra civilización (Imagen: LLDC)

Índice de la serie y enlaces

Hemos vivido hasta ahora en la ilusión de creer posible lo que es acorde con nuestros deseos, dando por hecho que para su materialización bastaba con intervenir astutamente en el mercado a nuestro favor. Y que, si todos hacíamos más o menos lo mismo, todos íbamos a salir ganando.

Pero esto ha sido un espejismo. Las leyes de la física no son negociables con criterios económicos, ni con cualesquiera otros. No son sólo curiosidades intelectuales: nos rigen, nos guste o no, y debemos adaptarnos a ellas. Se vuelven contra nosotros si no les hacemos caso. Seguir leyendo »

A %d blogueros les gusta esto: